Skibob

Durante más de 18 años, he probado las alegrías de resbalar en las pistas, gracias a un “ski-bob” hecho a mano por mi padre…

Basado en un bob plástico comprado en un supermercado, mi papá diseñó y construyó una estructura metálica con una dirección muy precisa y suspensiónes independientes. También añadió 4 puntas de ski y un pequeño asiento de cubo, para que yo sea cómodamente instalado.

Después de algunos ajustes, nos embarcamos en las pistas de ski, con mucho gusto.

2003.12.28_Skibob_01
Aquí con mi clase, en 1982

2003.12.28_Skibob_02
En 1997 en Thyon 2000, en los Alpes suizos

Para remontar la pendiente, mi padre me remolcaba con una cuerda atada a la ballesta, todo eso sin tener que detener el remonte de ski !

2003.12.28_Skibob_03

Una vez en la cima, fue suficiente quitar la cuerda y darme un primer impulso. Entonces yo podía ir a las pistas en total libertad…

Experimenté el maximo placer en las pistas bien cuidadas, con el fin de ganar velocidad y negociar curvas rápidas.

2003.12.28_Skibob_04

2003.12.28_Skibob_05

Dejé esta actividad en el año 1999, después de más de 18 inviernos skiando ! De hecho, aguanto menos el frío que antes, así como los choques, a veces violentos 😉 Sin embargo, tengo muy buenos recuerdos y todavía quiero dar las gracias a mi papá, por permitirme vivir tantas sensaciones !

Saludos !

Jenri